juegos para personas mayores en residencias

Juegos para personas mayores en residencias

EL JUEGO Y SUS APORTES AL BIENESTAR INTEGRAL DE LAS PERSONAS

El juego tiene una importancia vital en nuestro desarrollo evolutivo, social y emocional. En otras palabras, la actividad del juego es una de las más completas que existen. Sus ventajas son numerosas y van desde el beneficio para nuestra salud física y mental hasta su apoyo a la socialización. Es por ello que cada vez se integren y se fomenten más los juegos para personas mayores en residencias.

En este sentido, los juegos tienen un talante muy terapéutico, de ahí que resulten siempre recomendable para nuestro bienestar. Tengamos la edad que tengamos. Por eso muchos de ellos se consideran indispensables en todo catálogo psicosocial. Pues se conciben y se utilizan como una forma de terapia aplicada a la tercera edad que permite divertirse y trabajar el desarrollo personal.

Este es el motivo por el cual los juegos para personas mayores en residencias sean tan fomentados. De hecho, en nuestro centro para la tercera edad damos mucha atención y destinamos muchos recursos a las actividades psicosociales. Y dentro de ellas, destacan los juegos de todo tipo.

En este post vamos a hablar de juegos que, aunque no estén específicamente diseñados para personas mayores, resultan especialmente adecuados para ellas. Las actividades lúdicas que hemos seleccionado poseen tres características esenciales:

  1. En primer lugar son divertidos. Si no lo fuesen no podríamos considerarlos juegos, ¿verdad?
  2. En segundo lugar, el nivel de dificultad se adapta a la edad de los participantes y puede ajustarse a las características de cada uno.
  3. En tercer lugar, promueven capacidades cognitivas y psicomotoras —memoria, atención, coordinación, agilidad, etc. — que resultan esenciales para el envejecimiento activo.

JUEGOS DE MEMORIA

La memoria es un proceso mental que suele verse afectado con el paso de los años. El 40% de las personas mayores de 60 años declaran sufrir fallos de memoria.

En Barrika Barri conocemos muy bien los efectos que ese deterioro tiene sobre la calidad de vida de las personas mayores. Perder la memoria es perder la propia identidad.

La buena noticia es que ese proceso no siempre es inevitable. El deterioro cognitivo puede prevenirse o, en el peor de los casos, ralentizarse.

Estos son algunos juegos para personas mayores en residencias cuya finalidad se basa en ejercitar la memoria y la atención:

juegos para personas mayores en residencias

ADIVINA LA CANCIÓN

Se seleccionan fragmentos de canciones muy conocidas. Tras escuchar la melodía los residentes deben decir el título de la canción.

La dificultad puede elevarse si, además del título, pedimos el nombre del cantante, o rebajarse, si en lugar del título pedimos que canten el estribillo.

LA CARTA OCULTA

Los juegos de mesa como el dominó, el parchís o los juegos de cartas, son muy beneficiosos para activar la mente. Este pequeño juego con cartas es muy sencillo y se adapta a personas con cierto deterioro de las funciones cognitivas.

Se seleccionan tres cartas y se muestran a todos los participantes. Se recogen las cartas y vuelven a colocarse sobre la mesa pero ahora una de ellas está boca abajo. ¿Qué carta era? Cuantas más cartas usemos, mayor es la dificultad para recordar la carta escondida.

PALABRAS ENCADENADAS

Este es un juego al que todos hemos jugado de niños para amenizar alguna tarde lluviosa o algún viaje en coche. Uno de los participantes comienza diciendo la primera palabra que se le ocurra, por ejemplo, “gato”. El siguiente debe decir una palabra que comience por la letra final de la anterior, por ejemplo “oveja”.

Es un ejercicio muy útil para mantener el vocabulario e incluso para ampliar el ya existente.

CÍRCULO DE RECUERDOS

Este juego trabaja la memoria reciente, la memoria a largo plazo y la atención.

Pedir a los participantes que narren, en voz alta, un recuerdo de su infancia. Debe ser una anécdota breve para agilizar el proceso, por ejemplo: “Mi madre me hizo un vestido con la tela que le sobró de unas cortinas. Quedó precioso y todos me preguntaban dónde lo había comprado. Yo les decía que me lo había traído mi tía de París”.

Cuando todos los participantes hayan terminado se les pregunta por las anécdotas que contaron sus compañeros. A más participantes, mayor dificultad.

JUEGOS PARA MEJORAR LAS HABILIDADES PSICOMOTRICES

En Barrika Barri abogamos por el envejecimiento activo animando a nuestros residentes a practicar actividades adaptadas a sus capacidades motoras.

La actividad física moderada es fundamental para el bienestar integral de las personas mayores. Desde el punto de vista psicológico, el ejercicio libera serotonina, una sustancia esencial que ayuda a evitar la depresión y la ansiedad. Desde el punto de vista físico, el ejercicio promueve la regularización del apetito y combate el insomnio, además de mejorar las habilidades motrices.

No obstante, los juegos físicos que propondremos a continuación tienen otra ventaja añadida. Al tratarse de juegos en grupo, fomentan la solidaridad, el compañerismo y las habilidades sociales.

juegos para personas mayores en residencias

JUEGOS AL AIRE LIBRE

Juegos tradicionales, como la petanca, y deportes de intensidad moderada, como el minigolf, permiten disfrutar del aire puro y el entorno. ¡Algo que nuestros residentes agradecen y aprovechan muchísimo! 

La búsqueda de huevos de pascua es otra actividad agradable. Se trata de esconder huevos de pascua por todo el jardín o el patio para que los encuentren todos. Esta actividad tiene una ventaja genial: permite involucrar a otros visitantes —¡a los niños les encantará seguro!

Paloma blanca, paloma negra es un juego que también puede jugarse en el interior, siempre que tengamos el espacio despejado. Los participantes se colocan en línea, en un extremo del patio o sala. En el otro extremo se coloca el director del juego, de espaldas a ellos. Los participantes deben avanzar mientras el “director” les da la espalda.

El “director” puede girarse en cualquier momento pero, antes de hacerlo, avisa diciendo en voz alta «paloma blanca, paloma negra». En ese momento, los participantes deben quedarse quietos, en la posición en la que estén, hasta que “el director» vuelva a girarse. Si el “director” ve a alguien moverse lo envía de vuelta a la línea de salida. Gana el primero que logre llegar a la posición del “director”.

Este es un juego ideal para trabajar el equilibrio y muy divertido.

JUEGOS DE PUNTERÍA: DARDOS Y AROS

Jugar a los dardos requiere una buena coordinación, mejora el pulso y ayuda a regular la fuerza. Si hay pérdida de visión el lanzamiento de aros puede ser una buena alternativa.Se trazan tres marcas en el suelo,sobrepasar la más cercana nos da un punto, la intermedia dos puntos, la más lejana tres. Aquí no se trata de acertar en una pequeña diana sino de lanzar el aro lo más lejos posible

JUGAR A LA PELOTA

Jugar a pasarse la pelota con las manos, colocados en círculo, parece un ejercicio sencillísimo, pero ayuda a mejorar la coordinación y los reflejos. Resulta especialmente beneficioso para fortalecer el tren superior.

El nivel de dificultad puede aumentarse, a mayor distancia entre los participantes mayor complicación. Si queremos trabajar además la atención y la memoria, podemos añadir la regla de que cada participante haga un gesto antes de pasar la pelota. El que reciba la pelota debe repetir el gesto y añadir otro nuevo, y así sucesivamente.

JUEGOS PARA PERSONAS MAYORES Y RESIDENCIAS COMO ESPACIOS RECREATIVOS

Las residencias de ancianos y los centros de días son espacios donde se incentiva mucho a sus miembros para que sean activos y no se aíslen. De ahí que, más allá de un apoyo asistencial y de cuidados, se abogue por que los mayores desarrollen su bienestar de forma holística. Esto es, físico, psicológico, emocional y social. Y una manera de potenciar una vejez activa, responsable y saludable es a través de las actividades lúdicas, recreativas y en grupo.

Así, los juegos se vislumbran un modo muy atractivo de potenciar en los mayores la autonomía, el ejercicio y la socialización placentera. Y en este contexto, los centros para la tercera edad se convierten en espacios de encuentro recreativos. Espacios que aportan a los mayores redes sociales en las que apoyarse y sentirse integrados

Ahora que ya hemos hablado de los beneficios de los juegos para personas mayores en residencias, ¡nada de excusas! Así que, como decía Joaquín Prat, un coetáneo de nuestros mayores: ¡A jugar!

REFERENCIAS CONSULTADAS

  • Carbonero, J. A. C. (2001). Ciudad educadora y nuevos espacios de educación para la salud en las personas mayores. Educación XX1. Recuperado de https://www.redalyc.org/pdf/706/70600406.pdf
  • Mendaña Pérez, C. (2011). La animación sociocultural de personas mayores en residencias. Recuperado de https://www2.uned.es/intervencion-inclusion/documentos/Proyectos%20realizados/Consuelo%20Menda%F1a%20Perez.pdf

Encuentra tu residencia Colisée