El pasado 10 de febrero, en Colisée la Vega aprovechamos el Día Internacional de la Legumbre para hacer un taller en el que desenterrar objetos (en este caso legumbres), en diferentes texturas. El principal beneficio, es la estimulación de las habilidades perceptivas de reconocimiento y discriminación táctil. Otros de sus beneficios son: la relajación, mejora de la atención y concentración , las destrezas manuales y precisión.