Este año, en Colisée San Antonio, cuando nos pusimos a pensar de qué nos podíamos disfrazar este atípico Carnaval, fueron muchas las ideas que se nos pasaron por la cabeza. Tras una densa tormenta de ideas, pues se plantearon muchísimos temas, decidimos hacer una sátira sobre la noticia que más ha dado de que hablar estos últimos meses en Bilbao: la restricción de conducir a máximo 30 km/h por todo el casco urbano.

A pesar de ser Bilbao la primera cuidad del mundo en poner en marcha dicha medida, lo que nos debería llenar de orgullo, la noticia no ha sido bien recibida entre los y las conductoras/es. Cuando la noticia salió a la luz, el grupo de Orientación a la Realidad hablamos largo y tendido sobre esta “polémica” medida.

Elegida la temática nos pusimos manos a la obra; hicimos un radar (que ya se encargó de multar a más de una persona que se echó una carrerilla), y adornos varios con los que dar forma a esta idea. Preparamos un baile y pasamos una tarde muy divertida que nos acercó un poco a lo que eran las fiestas de Carnaval en esta casa un año atrás, salvando las distancias, claro….