La actividad física en personas mayores es uno de los ingredientes dominantes en la receta del envejecimiento activo y de la mejora de la calidad de vida, de ahí que el hecho de que las residencias para mayores cuenten con un gimnasio es un plus y un rasgo diferencial. 

La Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) alerta de que el 60% de los adultos no hace ejercicio de forma regular y el 30% es totalmente sedentario. “El nivel de actividad física desciende con la edad, especialmente después de los 65 an?os, y más de la mitad de este grupo de población no tiene un plan establecido para iniciar un programa de ejercicios”, explica la SEGG en su guía de ejercicio físico para mayores. Ante esta realidad, en las residencias del grupo Colisée se apuesta por fomentar y potenciar las actividades para personas mayores en residencias enfocadas al ejercicio físico.

Los mayores también van al gimnasio

Alrededor de las personas mayores hay muchos mitos que no se ajustan a la realidad. Y es que este sector poblacional también puede y debe ir al gimnasio, tanto para recuperarse de alguna dolencia como para mantener un buen estado, de forma que le repercuta en su calidad de vida. Eso sí, el ejercicio debe estar supervisado por profesionales y llevarse a cabo en instalaciones adaptadas en las residencias para mayores

Esto es lo que sucede en el gimnasio de la residencia Colisée Bilbao. Sergio Oña, fisioterapeuta en este centro, describe que la actividad física en estas instalaciones abarca desde reeducar la marcha y recuperar funciones motoras en casos de accidentes, postoperatorios o ictus, hasta una función de mantenimiento para frenar el deterioro en enfermedades degenerativas como el párkinson.

residencias para mayores con gimnasios

“Son tratamientos individualizados donde analizamos las capacidades y las deficiencias de cada usuario para trabajar con él la pauta de ejercicio que mejor le convenga”, explica Sergio Oña, el mismo que añade que el estado de ánimo del residente es el que va a marcar el ritmo de trabajo en el gimnasio. “Hay días que vienen más contentos y más motivados y podemos incidir en una serie de ejercicios, mientras que en otras ocasiones, si percibimos que ese estado anímico está algo bajo, apostamos por una sesión más light. Y es que, lo importante es que se encuentren cómodos para mejorar la adherencia de la pauta de ejercicios que tienen marcada”, sostiene Oña.

Ejercicio físico, clave para evitar caídas

El ejercicio físico es una de las claves para evitar caídas, ya que el estado físico de la persona mayor influye en que se reduzcan las posibilidades de sufrir un episodio de ese tipo si tiene sus niveles de movilidad, elasticidad, fuerza muscular y equilibrio controlados; de ahí la importancia de las actividades para personas mayores en residencias con este enfoque.

“Nosotros hacemos un seguimiento del residente para medir su riesgo de caída, y además, supervisamos y delegamos en otros profesionales del centro el hecho de que los usuarios hagan ejercicios fuera del gimnasio, en su entorno, para que estén más sueltos en su unidad convivencial (pasillos, habitación, zonas comunes…)”, apunta el fisioterapeuta del gimnasio de la residencia Colisée Bilbao, que también destaca la relevancia de la coordinación entre profesionales en las residencias para mayores en este sentido.

residencias para mayores gimnasios

Tecnología y entorno agradable

Combinar la última tecnología de gimnasio y un contexto acogedor para el usuario es el reto en los gimnasios en las residencias para personas mayores. En concreto, el de la residencia Colisée Bilbao cuenta con máquinas de última generación (tapiz rodante, bicis estáticas adaptadas a personas mayores, escalera de dedos…), pero a la vez, los profesionales dan un toque más humano. “Cuando un residente viene a una sesión siempre buscamos que esté lo más cómodo posible. Por ejemplo, nos informamos de qué pueblo es y buscamos en Internet vídeos de su localidad para ponérselos en una pantalla. Así vive una experiencia agradable a la vez que está ejercitándose”, añade Sergio Oña. 

Además, esta apuesta por el ejercicio físico en mayores despierta mucho interés y satisfacción entre los familiares. “En líneas generales, todo lo que rodea al gimnasio gusta mucho a los familiares, ya que ven en esta instalación un gran servicio para sus mayores y que les viene muy bien”, argumenta el fisioterapeuta del gimnasio de la residencia Colisée Bilbao.

Encuentra más información sobre las residencias para mayores del grupo Colisée.