A la hora de escoger si ingresar a un familiar en una residencia pública o privada pueden surgir muchas dudas: ¿Dónde le cuidarán mejor? ¿Podrá llegar a sentirse como en casa? ¿Cuánto me costará? ¿Cómo será el proceso de ingreso y cuánto tiempo llevará?

Según los datos recogidos por el portal Envejecimiento en Red en septiembre de 2020, en España hay un total de 5.556 centros, de los cuales 1.640 son residencias públicas (el 29,51%) y 3.916 privadas (el 70,48%). Por eso, antes de hacer la elección, es primordial conocer qué contempla cada opción y cuáles son las principales diferencias entre unas y otras.

A continuación recordamos cuáles son las diferencias entre una residencia pública y una privada y los factores que se deben considerar a la hora de escogerla, así como cuáles son las características de los centros del Grupo Colisée.

¿Qué es una residencia pública y qué una privada?

Son muchas las diferencias entre una residencia pública y una privada, pero la principal es la titularidad: las públicas pertenecen a la Administración, mientras que las privadas son propiedad de una o varias personas jurídicas.

Por su parte, otra de las diferencias entre los centros públicos y privados es la financiación de las plazas. Las residencias públicas están subvencionadas por la Comunidad Autónoma o el Ayuntamiento en cuestión, en cambio, en las residencias privadas, son las familias quienes asumen el pago del importe por completo. Sin embargo, cabe destacar que algunas residencias privadas también disponen de plazas concertadas, para las que el residente recibe una subvención de la Administración.

residencia pública

Más allá de la titularidad o la financiación, también existen otras diferencias entre los centros para mayores, como por ejemplo, los requisitos para entrar en una residencia de ancianos pública o privada, el número de plazas que oferta cada una, o los servicios, los cuidados y los modelos de atención para ancianos en los que se basan.

Así, a la hora de escoger si ingresar a un familiar en una residencia pública o privada, además de tener estos aspectos en cuenta, también es muy importante considerar el estado de salud de la persona mayor y su grado de dependencia para dar con la mejor opción.

Las residencias Colisée, la mejor opción

En todos los centros del Grupo Colisée, la salud y la seguridad de cada uno de los residentes quedan garantizados desde el primer momento:

  • Desde su llegada, tanto los usuarios como las familias reciben el protocolo de ingreso para hacer que el proceso sea mucho más rápido y cómodo. De esta manera, la adaptación al nuevo entorno resulta más sencillo gracias a la confianza y a la comunicación entre el personal de nuestros centros, las personas mayores y sus familias, convirtiéndonos en apoyo y hogar. Y ahora, para facilitar la comunicación, contamos con la App MyColisée, una plataforma privada y segura que permite compartir el día a día de nuestras residencias con los familiares y viceversa y mantener el contacto, como por ejemplo, a través del envío de cartas.

  • Trabajamos en la innovación de nuestros servicios y modelos de cuidados para asegurarnos de que la experiencia del residente sea placentera, siempre con el objetivo de mejorar su calidad de vida. Abogamos por un estilo de vida activo que mantenga la salud de los ancianos a través de actividades y talleres muy variados que estimulan sus capacidades físicas y cognitivas.

  • Nuestras instalaciones juegan un papel fundamental en el confort de los residentes, por lo que hemos elaborado un plan de modernización para renovar los espacios interiores a través de una decoración elegante para hacerlos más cálidos y accesibles. Además, sabemos que los exteriores, como los jardines o las terrazas, también son muy importantes para su bienestar, y por eso, nuestros centros se sitúan en agradables entornos.

residencia pública
  • La alimentación es otro de los factores que influyen directamente sobre la salud de las personas mayores, y desde Colisée trabajamos para que la mayoría de nuestra oferta alimentaria sea casera y local, siendo este uno de nuestros objetivos a corto plazo. No obstante, cuidamos que siempre sea de calidad a través de exhaustivos controles. Por otro lado, cabe destacar que las dietas -diseñadas por expertos en nutrición- y las texturas se adaptan a las necesidades de cada usuario.

  • El personal del grupo Colisée es seleccionado con gran minuciosidad para garantizar equipos multidisciplinares que atienden a las necesidades de los usuarios a través de unos servicios que alcanzan la excelencia. Además, mediante la puesta en práctica de nuestro modelo de Atención Centrada en la Persona (APC) focalizado en los cuidados personalizados y de gran calidad, los centros Colisée mejoran la autonomía, la satisfacción y el bienestar personal de cada residente.

  • Nuestros centros cuentan con unidades de vida, en las que se diferencian espacios y actividades en función del grado de autonomía y las necesidades de los residentes. Entre ellas se encuentran las Unidades de Vida Protegida, donde ofrecemos un servicio de atención personalizado y ajustado a las necesidades de quienes sufren deterioro cognitivo. Por ejemplo, se realizan talleres de reminiscencia o terapias de estimulación sensorial.

  • Desde el Grupo Colisée, ponemos a disposición de las personas mayores y de sus familias más de 40 centros repartidos por todo el país, conformado por un equipo de más de 4.000 profesionales y con más de 6.000 camas para atender a todos

En definitiva, escoger entre una residencia pública o una privada depende de las preferencias y necesidades de cada familia. Sin embargo, a la hora de hacer la elección, es necesario contemplar una serie de factores, tales como el modelo de cuidados, los espacios adaptados o el equipo profesional del centro para dar con la mejor opción.

Contacta con nosotros para recibir más información sobre las residencias Colisée.