A la hora de decidir en qué residencia de mayores ingresar a un familiar, es importante conocer de antemano las diferentes alternativas que existen en nuestro país así como sus particularidades. Durante el proceso de elección, pueden surgir muchas dudas sobre cuál será la mejor opción, y por eso, informarse previamente es primordial.  

Existen dos principales tipos de residencias de ancianos en España: por un lado, las públicas, y por otro lado, las privadas. Sin embargo, dentro de los centros privados, puede que estos ofrezcan plazas públicas, lo que entonces se entiende por residencias concertadas

Según los datos del Informe Envejecimiento en Red del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) del Ministerio de Economía y Competitividad del gobierno de España, en abril de 2019 el 72,8% de las residencias de mayores de nuestro país eran privadas frente al 27,2% públicas. Así, las residencias privadas ofrecían 271.696 plazas y las públicas 101.289. Otro dato interesante que aporta el informe es que, las provincias con mayor número de centros privados eran Málaga, Huelva y Barcelona. En cambio, era en Badajoz, en Cuenca y en Cáceres donde mayor número de residencias públicas se podían encontrar el año pasado. 

En definitiva, la oferta y los distintos tipos de residencias de mayores en España son de lo más variados. Y por ello, antes de escoger el centro más adecuado para un familiar, es importante conocer las diferencias de cada uno.

Tipos de residencias de mayores y sus diferencias

  En primer lugar, los centros públicos son aquellos cuya titularidad depende de la Administración y cuyas plazas las financia o bien la Comunidad Autónoma o bien el Ayuntamiento pertinente. Y aunque esta suele ser la principal ventaja, lo cierto es que para conseguir una plaza en una residencia de mayores de este tipo hay que cumplir con varios requisitos.

Algunos de los principales requerimientos, a pesar de que estos varían según la Comunidad Autónoma, son, por ejemplo, ser mayor de 65 años -o de 60 si se sufre alguna dependencia- o haber obtenido un grado II de dependencia o superior. 

Por su parte, las residencias privadas son aquellas cuya titularidad pertenece a una empresa particular. Sin embargo, este tipo de centros ofrecen dos tipos de plazas: las privadas, en las que el usuario y su familia son quienes asumen íntegramente el coste, y las públicas, que pertenecen a la administración y tienen las mismas condiciones que las de las residencias públicas. Y estas son precisamente las concertadas: las residencias privadas que ofrecen plazas públicas. 

¿En qué casos una residencia privada es la mejor opción?

  Uno de los principales hándicaps a la hora de ingresar a un familiar en una residencia de mayores pública es que estas siguen el orden de una lista de espera según solicitud para llevar a cabo la inscripción, por lo que el proceso suele alargarse en el tiempo. De hecho, es bastante común que el procedimiento supere los 6 meses de duración. Por este motivo, son muchas las familias que terminan por escoger las residencias privadas como alternativa para el ingreso de una persona mayor. Pero ¿por qué un centro privado puede ser una mejor opción?

El protocolo de ingreso en una residencia privada comienza con un plan de integración elaborado junto al nuevo residente y su familia. En él quedarán contempladas todas sus necesidades así como sus gustos. De esta manera, el residente pasa su periodo de integración apoyado por los trabajadores y su familia, lo que le ayudará a conocer el centro y al resto de residentes, con el objetivo de que pronto se sienta como en casa. 

residencias privadas colisee

En las residencias privadas del Grupo Colisée basamos los modelos de atención personalizados en cuidados que buscan la excelencia. Además, la innovación y la calidad son pilares fundamentales de los servicios, las instalaciones y el equipo humano de todos nuestros centros. Asimismo, contamos con programas de lo más variados y actividades originales para mantener el bienestar físico y cognitivo de nuestros usuarios. Estos se llevan a cabo en amplias zonas comunes tanto cubiertas como exteriores, dirigidos por animadores socioculturales.

Por otro lado, otra de las ventajas con las que cuenta el Grupo Colisée es la implementación de la nueva interfaz ‘My Colisée’. Se trata de una red privada que permite a los residentes, familiares y amigos mantener el contacto y el vínculo. Más ahora si cabe debido al distanciamiento social, compartiendo fotos, eventos, actividades, etc.  

En definitiva, nuestros 40 años de experiencia y 241 residencias privadas nos convierten en un hogar seguro, comprometido y respetuoso en el que ingresar a una persona mayor con total confianza. Todo esto, con el fin de que, escoger una residencia del Grupo Colisée sea la mejor decisión tanto para el usuario como para su familia. Y es que, unos servicios de calidad, son garantía de calidad. 

Si quieres más información, ponte en contacto con nosotros.