Las personas mayores que sufren demencia así como cualquier otra enfermedad mental requieren de terapias especializadas. Y es que, este tipo de patologías suelen afectar a su desarrollo y a su capacidad cognitiva, llegando a provocar cambios en la conducta y en el estado emocional debido a las alteraciones de los sistemas sensoriales. 

Los datos de la OMS afirman que entre un 5 y un 8% de la población general mayor de 60 años sufre demencia en algún determinado momento. Por ello, los talleres de estimulación cognitiva para las personas mayores suelen ser una de las actividades más comunes en las residencias de ancianos. Y precisamente, la estimulación sensorial a través de la sala Snoezelen es una de las más frecuentes en los centros para la tercera edad.

Con el objetivo de explicar por qué es recomendable que los ancianos con demencia utilicen la sala Snoezelen para garantizar su bienestar y mejorar su calidad de vida, a continuación se analiza en detalle de qué se trata y cuáles son sus beneficios.

¿Qué es una sala Snoezelen?

Antes de conocer los beneficios que el uso de la sala Snoezelen puede traer consigo a las personas con demencia, es importante comprender qué es exactamente. Según ISNA España, la Asociación de Estimulación Sensorial y Snoezelen de España, es un espacio destinado a proporcionar a las personas con deficiencias cognitivas estímulos sensoriales que ofrecen una sensación de bienestar y fortalecen sus capacidades cognitivas y sensoriales.

demencia estimulacion

El concepto Snoezelen parte de la afirmación de que el mundo que nos rodea es una mezcla de sensaciones de luces, sonidos, olores, sabores y experiencias táctiles que percibimos a través de nuestros órganos sensoriales, es decir, los ojos, los oídos, la nariz, la boca y la piel. En este sentido, el objetivo de la sala Snoezelen es, precisamente, favorecer el uso de estos órganos para percibir diferentes sensaciones, según las necesidades que cada persona requiera en función de su deterioro cognitivo.

Concretamente, el término ‘snoezelen’ proviene de la mezcla de dos conceptos en holandés: snuffelen, que haría referencia al olfato, y doezelen, que significaría algo como dormir o relajarse. Fue precisamente en Holanda, a finales de los años 70, cuando se empezó a trabajar este tipo de estimulación. Sin embargo, en España, es en torno al año 2000 cuando se empiezan a aplicar este tipo de técnicas.

¿Cómo es una sala Snoezelen?

  Las sensaciones nos permiten desarrollarnos para conectar tanto con el mundo exterior como con nosotros mismos. Sin embargo, las personas que sufren demencia o alguna enfermedad mental ven alterado ese desarrollo, por lo que no son capaces de interactuar de forma adecuada. Es por esto por lo que la sala Snoezelen ofrece una experiencia de lo más variada, para que sean conscientes del entorno y de su propio cuerpo.

Y para ello, este espacio cuenta con diferentes elementos que ayudan a proporcionar distintas sensaciones. Por ejemplo, es muy común que las salas Snoezelen cuenten con lámparas de colores y distintas intensidades, espejos, difusores de aromas, reproductores de música, o con sillones masajeadores o colchones de agua, entre otros. 

En definitiva, a través de distintos materiales se pretenden estimular los sentidos -uno o varios al mismo tiempo- de las personas con demencia, teniendo siempre en cuenta el grado de la patología y su situación individual.

Beneficios del uso de la sala Snoezelen en una persona con demencia

Las residencias que utilizan la sala Snoezelen como uno de los talleres de estimulación cognitiva para las personas mayores aportan un gran bienestar. En términos generales, hacer uso de este espacio mejora considerablemente su calidad de vida y su estado emocional. ¿Cómo?

  • Aumentando su relajación
  • Disminuyendo su ansiedad
  • Mejorando su humor y su conducta
  • Fomentando su autocontrol
  • Estableciendo una mejor comunicación
  • Desarrollando su capacidad creativa


  • Por todo esto, el ingreso de una persona mayor en una residencia especializada en demencia puede ser una gran alternativa. Por ejemplo, en los centros del Grupo Colisée, además de garantizar una cuidados que alcanzan la excelencia, apostamos por la atención individualizada según las necesidades de cada uno de los residentes.

    residencia especializada en demencia

    Para ello, ponemos a disposición de los usuarios diferentes espacios especializados, como las unidades adaptadas a enfermedades neurodegenerativas tales como la demencia. Estos espacios están equipados con las últimas innovaciones tecnológicas, y el personal que trabaja allí es un equipo humano multidisciplinar altamente cualificado en el cuidado de las personas mayores que sufren este tipo de enfermedades. 

    En las unidades especializadas de Colisée abogamos por el desarrollo cognitivo y emocional de las personas, con el objetivo de conectarlas no solo con el entorno que las rodea, sino con su propio cuerpo y mente, para conseguir un estado de bienestar que solo se alcanzará a través de terapias e intervenciones específicas. Y es que, el ingreso en una residencia especializada en demencia es una excelente opción a tener en cuenta. 

    Descubre todas las residencias para ancianos del Grupo Colisée.