El pasado 11 de febrero, se celebraba el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y en Colisée San Antonio decidimos dedicarles un espacio a mujeres que hicieron grandes aportaciones a la ciencia y no recibieron el reconocimiento que merecían, o no fueron tan reconocidas como sus compañeros varones. Mujeres como Rosalind Franklin (química), Mary Anning (paleontóloga), Margarita Salas (bioquímica), Hedy Lamar (actriz e inventora) y un largo etcétera de grandes científicas. Primero hicimos una mesa redonda en la que presentamos diferentes historias de estas mujeres que han sido protagonistas de grandes avances en la ciencia. Pusimos cara a estas grandes desconocidas y nos atrevimos a debatir/comparar hasta qué punto esta situación sigue repitiéndose. Más tarde compartimos un vídeo facilitado por la hija de una residente y hablamos sobre el fenómeno denominado “Efecto Matilda”. Este fenómeno recibe este nombre en honor a Matilda Joslyn Gage que fue la primera persona en denunciar la injusticia de haber ignorado de forma sistémica los hallazgos de grandes científicas a lo largo de la historia. Es por ello que, desde la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT), han creado la campaña #NOMOREMATILDAS que buscan denunciar las consecuencias del Efecto Matilda con el objetivo de recuperar los referentes científicos para inspirar y fomentar la vocación científica en niñas y adolescentes. Además de todo esto, utilizamos las ilustraciones de “Pedrita Parker” para darle un toque humorístico a la tertulia e hicimos un panel con todas ellas. #NomoreMatildas #DíaInternacionaldelaMujerylaNiñaenlaCiencia.