La demencia es una patología que va en aumento y, adaptar y diseñar los recursos asistenciales a su abordaje es uno de los principales retos en la actualidad. Esta estrategia es la que está poniendo en práctica la residencia de Valldoreix con su Unidad de Vida Protegida, un espacio adaptado y especializado en el cuidado y la atención de personas con Alzheimer y otras demencias.

La Sociedad Española de Neurología (SEN) alerta de que en 2015 había alrededor de 47 millones de personas con demencia en el mundo, y de acuerdo con las proyecciones de población, si la prevalencia de demencia actual se mantiene constante, en el an?o 2050 habrá alrededor de 130 millones de personas afectadas. Con estas previsiones, proyectos como la Unidad de Vida Protegida de la residencia STS Valldoreix toman todavía más protagonismo.

¿En qué consiste la Unidad de Vida Protegida de la residencia Valldoreix?

La Unidad de Vida Protegida de la residencia Valldoreix, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), es “un espacio inspirado en el modelo de trabajo del grupo Colisée de Atención Centrada en la Persona (ACP), que busca crear un ambiente familiar y acogedor con un diseño arquitectónico basado en la seguridad y la proximidad”, explica Judith Bosch Comère, psicóloga de la residencia Valldoreix.

Esta Unidad de Vida Protegida se encuentra en una planta destinada para personas con deterioro cognitivo moderado y grave. Tiene una zona central donde los usuarios comparten su día a día (actividades, comidas y demás), tres terrazas y las habitaciones. En la actualidad, en la unidad viven entre 40 y 45 personas mayores. La capacidad es mayor, pero la política del centro es no masificar para poder ofrecer un trato más personalizado y de mayor calidad.

Ambiente acogedor y evocador

“Esta unidad lleva ya 11 años en marcha. Trasladamos el concepto desde Francia, donde el Grupo Colisée ya contaba con estas unidades centradas en el concepto de hogar”, añade Bosch, la misma que pone de manifiesto que “crear un ambiente acogedor y evocador de recuerdos es fundamental”. “Tratamos que las habitaciones sean lo más personalizadas posibles, pero no solo con objetos personales y fotos, sino que los usuarios tengan muebles como sillones y demás que les hagan sentir como en casa. Buscamos darles una sensación de continuidad del paso de su casa a una residencia”, argumenta la psicóloga del dentro de Valldoreix.

Evocar épocas pasadas de los usuarios es otra de las líneas de trabajo en esta Unidad de Vida Protegida de la residencia STS Valldoreix. “Contamos con zonas de reminiscencia de libre acceso donde buscamos evocar esos recuerdos de juventud o de etapas anteriores en sus vidas con música, objetos antiguos y demás elementos que crean un ambiente familiar para ellos”, agrega la especialista.

residencia de Valldoreix

Los profesionales especializados de nuestra residencia de Valldoreix

En la Unidad de Vida Protegida de la residencia de alzheimer de Valldoreix, siguiendo con la filosofía de trabajo del Grupo Colisée de atención centrada en la persona, el residente es el eje de todo. 

“Los profesionales trabajan desde el inicio en profundidad en la biografía del residente para conocer muchos detalles que les ayuden a ofrecer una atención más personalizada. Cada usuario tiene una persona asignada para su día a día y es el que le va a ayudar en todo lo que necesite en su proyecto de vida en la residencia”, apunta, mientras que añade que la alta formación del personal y la estabilidad en la plantilla hacen que la confianza entre el usuario y los profesionales sea más intensa, al no producirse muchos cambios.

residencia alzheimer

Terapias y talleres de estimulación cognitiva

  Los talleres de estimulación del deterioro cognitivo están muy presentes en la Unidad de Vida Protegida de la residencia STS Valldoreix. “Hacemos muchas actividades para combatir el deterioro cognitivo de los residentes. Un claro ejemplo son las actividades de cocina que realizamos en espacios ambientados en cocinas antiguas para trabajar también la reminiscencia con utensilios y con la elaboración de platos típicos de las diferentes fechas festivas del calendario”, apuntala Bosch, que insiste en que los beneficios de esta unidad y de las actividades que se llevan a cabo en ella se notan mucho en el día a día de los residentes en esa premisa de intentar frenar el avance del deterioro cognitivo y de construir una rutina con calidad de vida para el usuario.

Conoce nuestra residencia de Valldoreix

Judith Bosch Comère. Psicóloga de la residencia de Valldoreix. Licenciada en Psicología. Master en Psicogeriatría. Lleva 10 años en el Grupo Colisée.