La soledad en las personas mayores es una problemática silenciosa que perjudica gravemente su salud y su esperanza de vida. De hecho, la soledad no deseada, derivada de la pérdida del cónyuge o de cambios laborales y/o sociales, entre otros motivos, puede convertirse en un factor de riesgo con consecuencias muy negativas sobre el bienestar emocional de las personas mayores. 

Según los últimos datos de la Encuesta de Hogares Continua (EHC) realizada por el INE, del total de las personas que vivían solas en el año 2019 (4.793.700), el 41,9% de ellas tenía 65 años o más, es decir, 2.009.100 personas. Además, cabe destacar que el 72,3% de ellas (en total 1.452.300) eran mujeres. 

Por lo tanto, es importante prestar atención a la soledad que sufren muchos ancianos, ya que puede deteriorar su salud mental, su bienestar y su calidad de vida. A continuación se explica cómo prevenir la soledad en los mayores, destacando el ingreso en una residencia para mayores, por varios motivos que se enumerarán más adelante.

¿Cómo afecta la soledad a las personas mayores?

Los humanos somos seres sociales por naturaleza y las relaciones interpersonales nos ayudan a sentirnos mejor. Sin embargo, la soledad y el aislamiento social no son lo mismo: el primer concepto hace referencia al sentimiento de sentirse solo independientemente de las relaciones. Por su parte, el aislamiento social hace referencia a la falta de conexiones con la gente.

Así, el nuevo informe de 2020 “Aislamiento social y soledad en adultos mayores” elaborado por las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NASEM) de Estados Unidos, ha demostrado que, tanto la soledad como el aislamiento social, tienen una repercusión negativa sobre la salud de los adultos mayores de 50 años. Ambos factores:

cómo afecta la soledad en las personas mayores

  • Aumentan el riesgo de padecer demencia hasta casi un 50%
  • Se asocian a niveles más altos de depresión y de ansiedad
  • Incrementan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas un 29% y accidentes cerebrovasculares un 32%


Tras analizar cómo afecta la soledad a las personas mayores, la necesidad de prestar atención a las relaciones interpersonales durante la tercera edad es evidente. Por eso, a continuación se explican 3 formas que ayudan a prevenirla y evitarla.

Cómo prevenir la soledad en las personas mayores

Para evitar el sentimiento de soledad en la tercera edad, todo empieza por empatizar con ellas y comprenderlas. Y es que, solo de esta forma, tanto las familias como las personas de su entorno, serán capaces de entender cómo se sienten y ofrecerles el acompañamiento que necesitan. Más allá de esto, existen una serie de recomendaciones específicas.

1. Apoyo y contacto con familiares y amigos

Sin lugar a dudas, los mayores necesitan estar junto a su familia para evitar sentirse solos. Conversar, interactuar y reunirse con los familiares es fundamental para mantener los vínculos y la cercanía con sus seres queridos. Además, compartir momentos especiales y fechas señaladas, tales como los cumpleaños o la Navidad, es muy importante para evitar la soledad en las personas mayores.

cómo prevenir la soledad en las personas mayores

No obstante, la llegada de la Covid-19 en marzo de 2020 dificultó ese contacto cara a cara, entre los ancianos y sus familias. Sin embargo, las conversaciones telemáticas y las videollamadas han hecho posible mantener los lazos durante la pandemia. 

En las residencias del Grupo Colisée sabemos que las relaciones familiares y su apoyo son indispensables para garantizar el bienestar emocional y la calidad de vida de nuestros usuarios. Por eso, además de facilitar las visitas a nuestros centros cuando las circunstancias lo permiten, contamos con la app MyColisée, donde las familias pueden ver fotos y vídeos de sus seres queridos, además de conocer qué eventos y actividades realizan en cada momento, así como ellos mismos compartir fotos y vídeos de su día a día con los residentes.

 2. Realizar actividades junto a otras personas

Llevar a cabo diferentes talleres mejora considerablemente la salud física y mental de las personas mayores. Pero más allá de las ventajas sobre su salud, las actividades para ancianos también tienen efectos positivos sobre su bienestar social. 

Al realizar juegos y actividades en grupo, los mayores disfrutan de varias horas a la semana junto a otras personas, lo que disminuye su aislamiento social, mejora sus habilidades comunicativas y favorece un estado de ánimo más positivo. Por ello, es totalmente recomendable animar a los mayores a realizar algún tipo de actividad grupal, como por ejemplo, apuntarse a un taller de teatro o a cursos de cocina. 

En las residencias para ancianos del Grupo Colisée contamos con un amplio programa de actividades para todos nuestros residentes, que se ajusta por completo a sus capacidades físicas y cognitivas así como a sus necesidades. Estos talleres son una oportunidad para socializar con otros residentes y con el equipo -cuidadores, pedagogos, trabajadores sociales etc., y además, para divertirse junto a otras personas y garantizar su bienestar emocional.

3. Ingreso en una residencia de ancianos Colisée

Así, por todo lo mencionado anteriormente, el ingreso en una residencia de ancianos Colisée se convierte en la solución para evitar la soledad en las personas mayores. En nuestros centros, además de convivir y disfrutar del día a día junto a otros usuarios, se llevan a cabo muchísimas actividades que mejoran su salud y su calidad de vida. 

la soledad en las personas mayores

Por supuesto, el contacto entre nuestros usuarios y sus familias queda más que garantizado en nuestras residencias, puesto que resulta un factor imprescindible para garantizar su bienestar emocional. Por otro lado, ofrecemos la confianza que los familiares necesitan para cerciorarse de haber escogido la mejor opción, convirtiéndonos, de esta manera, tanto en apoyo para familias como en hogar para residentes.

En el Grupo Colisée contamos con más de 40 años de experiencia en el cuidado y el bienestar de las más de 24.000 personas que viven en nuestros centros. Para ello, disponemos de un equipo humano excepcional, altamente cualificado y multidisciplinar, así como de unas instalaciones totalmente accesibles, adaptadas, equipadas y muy cuidadas. Por todo esto, las residencias de ancianos de Colisée son una gran alternativa para garantizar la comodidad, el confort y la salud de los mayores.

Ponte en contacto con nosotros para más información sobre nuestras residencias de ancianos.