La aparición de las enfermedades cardiovasculares se convierte en un gran riesgo para la salud de las personas mayores pero el 80% de las mismas pueden evitarse con solo cambiar los hábitos de vida, según defiende la Sociedad Española de Gerontología y Geriatría (SEGG). 

Para las personas con enfermedades cardiovasculares o con alto riesgo cardiovascular, debido a la presencia de uno o más factores de riesgo como la hipertensión arterial, la diabetes o la hiperlipidemia (demasiadas grasas en sangre), son fundamentales la detección precoz y el tratamiento temprano, por medio de servicios de orientación o la administración de fármacos en función de cada caso, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Enfermedades cardiovasculares más comunes

  “Los ictus y los infartos son los dos episodios más comunes en las enfermedades cardiovasculares”, explica Domingo García Tenorio, médico de la residencia Colisée Oviedo, el mismo que pone de manifiesto que el control de los factores de riesgo para evitarlos es el principal objetivo en el seguimiento y atención en el Grupo Colisée. “Hay factores como la edad o el sexo que no podemos controlar, pero después están otros como la hipertensión, el colesterol o la diabetes en los que sí podemos incidir para prevenir estas enfermedades cardiovasculares”, añade el responsable médico de la residencia Colisée Oviedo.

Unos hábitos de vida saludables reducen considerablemente la aparición de las patologías cardiovasculares, por lo que potenciar su implantación en el día a día del mayor se antoja capital. “Se trata de un abordaje multidisciplinar, ya que uno no puede ir por libre. Tenemos que evitar el sedentarismo manteniendo activo al residente, hay que reducir el estrés que le pueda provocar el cambio de su domicilio a una residencia con la programación de actividades y de rutinas, donde los terapeutas ocupacionales juegan un papel importante, y deben llevar una dieta adecuada, donde la figura del nutricionista es clave”, explica el Doctor García, que expone que cuando detecta algún problema de peso, se coordina con el nutricionista para ajustar las pautas alimenticias y regular de forma individualizada la dieta del residente en cuestión.

enfermedades cardiovasculares mayores

Seguimiento pormenorizado del residente

  Controlar los factores de riesgo que puedan provocar las enfermedades cardiovasculares en el adulto mayor pasa por un seguimiento exhaustivo con controles periódicos. “A todos los residentes les hacemos analíticas anuales o cada seis meses, dependiendo de su necesidad, como seguimiento. También hacemos controles periódicos de glucosa, de peso y de perímetro abdominal”, expone García Tenorio. 

“Hacemos además una labor de medicina interna, ya que de las 100 camas aproximadamente que tenemos yo veo cada día al 20% de los residentes por controles y seguimientos. A estas consultas, hay que añadirles las citas por demanda y las visitas de complacencia y abordaje por los pasillos, que se centran más en preguntar cómo se encuentran para vigilar cambios en sus conductas”, enumera el médico de la residencia Colisée Oviedo.

Adherencia a los tratamientos

  En España se estima que el 50% de los pacientes cro?nicos no son adherentes a los tratamientos prescritos, lo que puede provocar un importante problema de salud pu?blica, puesto que no se cumplen de forma correcta las pautas terapéuticas, según alerta la Sociedad Española de Farmacia Clínica, Familiar y Comunitaria (SEFAC) en su Plan de Adherencia al Tratamiento

 enfermedades cardiovasculares seguimiento

Ante este problema, la monitorización de los tratamientos farmacológicos en la residencia Colisée Oviedo es exhaustiva. “En la residencia la adherencia al tratamiento es del 100%. Los pedidos de farmacia están mecanizados e informatizados y una máquina los embolsa antes de repartirlos. Comprobamos que esté todo en orden y es extremadamente difícil que se produzca algún fallo”, describe García Tenorio.  

Envejecimiento activo y saludable

  Domingo García Tenorio defiende que la fórmula para reducir de manera drástica la aparición de enfermedades cardiovasculares se basa en hacer ejercicio, evitar el tabaquismo, no incrementar el peso, huir del sedentarismo, una dieta equilibrada y una actividad neurológica, hoja de ruta que encaja a la perfección en la filosofía de trabajo del grupo Colisée, donde el envejecimiento activo y saludable son señas de identidad.

Conoce las residencias Colisée.

Domingo García Tenorio, médico dedicado a la atención geriátrica durante 30 años. Responsable médico de la residencia Colisée Oviedo.