“Si conoces al enemigo y te conoces a ti mismo, no debes temer el resultado de cientos de batallas”. Esta máxima de Sun Tzu, de “El arte de la guerra”, viene como anillo al dedo para afrontar la lucha contra el Parkinson y es que conocer la enfermedad en profundidad nos ayudará a afrontarla de un modo más seguro y más práctico.

“La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno neurodegenerativo que afecta al sistema nervioso de manera crónica y progresiva, lo que significa que los síntomas persisten en el tiempo y se agravarán a medida que avanza”, así define la Fundación Española de Parkinson en su guía Espacio Parkinson.

El número de afectados de Parkinson, en aumento

El Parkinson también es, tras el Alzheimer, el segundo diagnóstico neurológico más frecuente entre los mayores de 65 años. Y es que el 2% de los mayores de 65 años y 4% de los mayores de 85 años padecen Parkinson en España, según explica la Sociedad Española de Neurología (SEN), que añade que el Parkinson no es una enfermedad exclusiva de personas mayores: el 15% de los pacientes no superan los 50 años y también se pueden encontrar casos en los que la enfermedad se inicia en la infancia o en la adolescencia. Pero uno de los datos más llamativos que aporta la SEN es que en España la prevalencia y la incidencia de esta enfermedad se ha incrementado considerablemente en las últimas décadas por varias causas como el aumento de la esperanza de vida, los avances diagnósticos y terapéuticos y una mayor sensibilización, ya que es cada vez más conocido que es una enfermedad frecuente, tratable y que requiere de un diagnóstico lo más temprano posible. Por esa razón la Sociedad Española de Neurología estima que el número de afectados se duplicará en 20 años y se triplicará en 2050.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnóstico del Parkinson es fundamentalmente clínico y se realiza tomando en cuenta la historia clínica y la exploración física y neurológica de la persona, ya que no existe en la actualidad un marcador bioquímico, aclara la Fundación del Parkinson.

La Fundación de Parkinson de EEUU explica que existen algunos signos y síntomas tempranos que pueden ayudar a reconocer si se sufre esta enfermedad. Los resume en 10 signos: temblor, letra pequeña en la escritura, pérdida del olfato, problemas de sueño, dificultad al caminar o moverse, estreñimiento, voz baja, falta de expresión facial (aspecto de máscara), mareos y encorvamiento de la espalda. No obstante, la Fundación norteamericana aclara que ninguno de estos signos o síntomas por separado deben ser preocupantes, sin embargo, si se detecta más de uno, recomienda consultar con un médico especialista.

tratamiento parkinson

Tratamiento para el Parkinson

El tratamiento para el Parkinson debe estar adaptado a las necesidades de cada paciente ya que la enfermedad evoluciona de forma distinta en cada persona. El Hospital Universitario Clínico de Barcelona explica que “no se dispone de tratamientos científicamente validados que actúen sobre los mecanismos que causan la enfermedad o modifiquen su evolución”, mientras que indica que “en el momento del diagnóstico es importante la educación sanitaria relativa a la enfermedad y el apoyo psicosocial al paciente y a su entorno”.

En las residencias del Grupo Colisée se puede abordar el tratamiento del Parkinson desde un punto de vista multidisciplinar incidiendo en las terapias no farmacológicas. El Clínico de Barcelona destaca en el tratamiento sin fármacos claves como los hábitos de vida saludables, logopedia, estimulación cognitiva, actividad física y suplementos vitamínicos, aspectos que están cubiertos y supervisados en los centros del Grupo Colisée, que además cuentan con un gran número de profesionales fisioterapeutas que son determinantes para el tratamiento fisioterapéutico para Parkinson. Un claro ejemplo es el testimonio de esta residente.

Encuentra más información sobre los centros del Grupo Colisée.