Al formular una dieta para gente mayor hay que tener en cuenta una serie de factores para hacerla sana y equilibrada. La inclusión de algunos alimentos estrella ayudará a complementar las necesidades de nutrición de nuestros mayores. Aunque el consumo de vitaminas, minerales, proteínas o aminoácidos se convierte en el eje de cualquier rutina alimentaria, tiene mayor relevancia en la dieta de la tercera edad. 

De hecho, una buena nutrición es clave en la salud y el bienestar de la población. Una mala dieta puede repercutir desfavorablemente en el sistema inmunológico y en el desarrollo físico y mental, convirtiéndose en el desencadenante de graves enfermedades. Así, a medida que envejecemos, nuestra dieta debe adaptarse a nuevas circunstancias y necesidades. Por eso, en los centros residenciales del Grupo Colisée disponemos de programas de alimentación saludable y de calidad basados en productos de proximidad, menús adaptados a cada territorio, modificaciones de texturas y exhaustivos seguimientos por parte de un equipo de nutricionistas altamente cualificado.

Más allá de su importancia para favorecer un envejecimiento sano, el momento del desayuno, la comida o la cena también puede tener un gran impacto sobre el bienestar emocional de los mayores, siendo una agradable oportunidad para charlar con otras personas, sentirse acompañado o incluso para transportarse a otra época de su vida a través de los sabores y de sus platos favoritos. 

Desde Colisée, conscientes de la importancia de la correcta alimentación de los mayores y de sus efectos en su calidad de vida, a continuación hablamos sobre 4 productos saludables para los ancianos, bajo el compromiso de garantizar su bienestar físico y emocional en todo momento, también a través de la nutrición. Y es que, aunque los hábitos para mantener una alimentación saludable en la tercera edad son indiscutibles, consumir determinados  alimentos resulta fundamental debido a la cantidad de propiedades beneficiosas que aportan.

1. Los arándanos

Los arándanos son una de las frutas con más antioxidantes, y su ingesta es altamente beneficiosa  para proteger y mantener la salud de las personas mayores: funcionan como antiinflamatorios, reduciendo el dolor muscular y la rigidez; ayudan al cuerpo a combatir el colesterol, y actúan como neuroprotectores, mejorando la función cerebral y ralentizando la aparición de patologías neurológicas como el Alzheimer o el Parkinson.

arándanos en la dieta para gente mayor

Por otro lado, los arándanos también son una fuente de vitamina C y K. La vitamina C protege al cuerpo del resfriado común, repara los tejidos, ayuda a la cicatrización y previene de las enfermedades del corazón. Por su parte, la vitamina K aumenta la fuerza de los huesos y mejora la coagulación de la sangre.

2. Las nueces, esenciales en la dieta para para gente mayor

En general, el consumo de frutos secos por parte de nuestros mayores es muy recomendable, y concretamente, las nueces contienen gran cantidad de proteínas, fibra y minerales. Además, son perfectas para consumirlas en el almuerzo o la merienda o como ingrediente de acompañamiento en otros platos, como por ejemplo en ensaladas o postres.

Las nueces tienen una gran cantidad de omega 3, un grupo de ácidos grasos que mejoran considerablemente el sistema nervioso. En este sentido, consumir nueces mejora el funcionamiento de las neuronas y la actividad cerebral de la tercera edad, fomentando su memoria y su capacidad cognitiva.  

Sin embargo, uno de los errores frecuentes en la alimentación de la tercera edad es evitar la ingesta de nueces al tratarse de un alimento altamente calórico. No obstante, un consumo moderado es idóneo para mantener un peso saludable.

3. El salmón

El salmón tiene grandes beneficios en la dieta para gente mayor al ser uno de los pescados azules más completos y con mayor aporte nutricional. Entre sus principales componentes destacan las proteínas -que son de gran calidad-, las vitaminas y los minerales. 

salmón en la dieta para gente mayor

Al igual que las nueces, el salmón contiene una gran cantidad de omega 3, lo que ayuda a mejorar las funciones cerebrales de la tercera edad y potencia la memoria. Por otro lado, es una gran fuente de vitamina B3, que ayuda a las personas mayores a eliminar las toxinas del cuerpo así como a mantener el correcto nivel de colesterol. Además, este pescado aporta potasio y fósforo, nutrientes que mejoran el sistema nervioso, la actividad muscular y mantienen el ritmo cardíaco, y también yodo, mineral indispensable para que el cuerpo humano pueda convertir los alimentos en energía y garantizar el correcto funcionamiento de la tiroides. 

4. El yogur

La salud ósea es de vital importancia para las personas mayores, puesto que es fundamental para evitar fracturas y algunas enfermedades como la osteoporosis, favoreciendo la fortaleza de los huesos fuertes y sanos. Para ello, el calcio es el nutriente principal, que se obtiene sobre todo a través de la ingesta de productos lácteos y sus derivados. 

Así, el yogur se convierte en uno de los alimentos idóneos en la dieta para gente mayor, tanto por su textura, que facilita considerablemente su ingesta sea cual sea la condición del anciano, como por ser una gran fuente de calcio que fortalece el funcionamiento de los huesos y mejora la salud física de la tercera edad. Y también por ser mucho más digestivo que cualquier otro lácteo, como por ejemplo la leche, y tener probióticos, los microorganismos que ayudan al sistema a producir células inmunitarias.

¿Cómo implementar una correcta dieta para gente mayor?

Aunque los 4 productos citados previamente son algunos de los más recomendables en la dieta para la tercera edad, lo cierto es que la clave está en el equilibrio. Consumir estos alimentos junto a otros que aporten diferentes nutrientes, tales como vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos o grasas, entre otros, es esencial para garantizar la buena salud entre nuestros mayores y favorecer un envejecimiento sano y activo.

dieta para gente mayor colisée

Pero además, existen otras formas de fomentar la alimentación saludable en la tercera edad.  Como ya hemos mencionado, en las residencias Colisée contamos con un equipo de nutricionistas encargados de diseñar menús basados en una dieta mediterránea y saludable, y amplios programas adaptados para una alimentación de calidad. Estos planes tienen como objetivo ofrecer a cada uno de nuestros residentes una dieta adaptada a sus necesidades, de manera que puedan alimentarse de manera eficaz, segura y sana. 

Por otro lado, en nuestros centros residenciales también llevamos a cabo talleres de nutrición, como es el caso de la Residencia Colisée San Antonio de Bilbao, donde resaltamos la importancia de una dieta sana y unos hábitos de alimentación saludables entre nuestros usuarios. Estos momentos son muy especiales para nosotros, haciendo que nuestros residentes puedan disfrutar de una actividad muy agradable junto a sus compañeros y cuidadores mientras preparan y degustan algunas elaboraciones hechas por ellos mismos. Y es que, bien es conocida la importancia que tiene tanto para la salud física como emocional el sentarse en la mesa junto a otras personas para compartir experiencias y anécdotas en una agradable conversación.

dieta para gente mayor taller

Infórmate sobre las residencias del Grupo Colisée.