Tal y como muestran los datos, en 2019, eran un total de 332.180 personas de 65 años o más las que vivían en las residencias de ancianos, lo que supone una cifra un 24% superior a la de 2011, con un total de 260.266 personas viviendo en estos centros. Y es que, como consecuencia de las diferentes situaciones laborales, familiares y personales del nuevo escenario socioeconómico, las familias pueden verse obligadas a necesitar el apoyo de una residencia.

Sin embargo, ingresar a un familiar en una residencia geriátrica genera muchas dudas. Cuestionarse si se trata de la solución acertada, si la persona ingresada será feliz en su nuevo hogar o si le atenderán como se merece, son preguntas frecuentes que surgen a la hora de inscribir a los mayores en este tipo de centros.

No obstante, afrontar el ingreso de un familiar puede ser un proceso más seguro si se tiene la garantía de que se ha escogido el centro más adecuado y si se confía en él. Para ello, antes de comenzar el proceso de inscripción, es imprescindible analizar todas las opciones e informarse acerca de los servicios que ofrece cada residencia de ancianos, con el fin de escoger la decisión más acertada, aportando tranquilidad, confianza y seguridad a la familia.

La importancia de escoger una residencia de ancianos adecuada

Para poder afrontar el ingreso de un familiar en una residencia de ancianos de la forma más liviana posible, escoger un centro que se adecúe a las necesidades físicas y emocionales de la persona mayor resulta primordial. De esta manera, la familia será capaz de depositar su confianza plenamente, como resultado de haber seleccionado la mejor opción.



Las características que pueden influir en esa decisión son, en primer lugar, las relacionadas con la propia salud -física y mental- de la persona mayor. Su grado de dependencia o sufrir alguna enfermedad como el alzheimer, son cuestiones a tener en cuenta a la hora de tomar una u otra elección. En estos casos, las residencias especializadas pueden ser la decisión más acertada.  

Además, que la residencia de ancianos cuente con un protocolo de ingreso que empiece por un plan de integración elaborado junto al nuevo usuario y a su familia, genera mucha confianza. En este documento, se contemplan tanto sus necesidades como sus preferencias para garantizar su bienestar. De esta manera, el periodo de adaptación al nuevo hogar resulta mucho más sencillo. 

Por otro lado, los aspectos internos del propio centro, tales como sus infraestructuras, su modelo de cuidados, sus profesionales o una fluida comunicación con el centro, son también factores determinantes. Y es que estos, son los pilares básicos para hacer que la vida en una residencia de ancianos pueda ser  excelente para los residentes. 

Principalmente, la confianza en un centro geriátrico suele basarse en una buena atención y en unos cuidados de máxima calidad por parte del equipo humano. Por ello, contar con personas altamente cualificadas, cercanas y empáticas, es primordial. 

En cambio, también influyen otra serie de aspectos, como por ejemplo, la ubicación de la residencia de ancianos. En este sentido, ir a visitar a una persona mayor lo más cerca posible, es un factor muy decisivo para las familias. Concretamente en España, el Grupo Colisée cuenta con 57 centros repartidos por todo el territorio con más de 6.000 camas. No obstante, el entorno, los horarios de visita, los programas de actividades, la calidad de la alimentación, incluso comentarios o experiencias de otras familias, son también importantes factores a tener en cuenta.

residencia de ancianos espacios agradables

Los centros Colisée, salud, seguridad y bienestar para las personas mayores

Las residencias de ancianos del Grupo Colisée pueden ser la alternativa para aquellas familias que buscan centros de calidad y de confianza. Con el respeto y la cercanía hacia cada una de las personas como impulsores diarios, nuestros equipos humanos garantizan cuidados profesionales y personalizados para ofrecer servicios que buscan la excelencia.

Las personas y las familias en el centro

Cada persona es única y las personas son nuestra razón de ser. Y por eso, una atención cercana, humana, respetuosa e individualizada es uno de los pilares de nuestras residencias de ancianos. Así, la dignidad es la identidad de nuestro modelo de cuidados.  

Además, en los centros Colisée, más allá de las necesidades y de los cuidados diarios, también nos preocupa su calidad de vida. En este sentido, cuidar de los pequeños detalles basados en sus gustos y preferencias para mantener sus aspiraciones, su ilusión y la confianza en sí mismos, es otro de los aspectos por los que abogamos.



Asimismo, sabemos que la soledad de las personas mayores puede ser otra de las principales inquietudes a la hora de afrontar el ingreso de un familiar en una residencia de ancianos. Por eso, hacemos de nuestros centros hogares; entornos confortables que garanticen el bienestar de todas las personas que viven en ellos, en un ambiente socialmente estimulante, de respeto y compromiso.

Tan importante como la vida en los centros es el apoyo para las familias. Deben sentir esa cercanía, ayudando a gestionar sus emociones así como a tomar las decisiones más acertadas. Queremos que sean partícipes del día a día, de la evolución de sus familiares, las actividades y eventos del centro. Pero también de las incidencias y de las urgencias. De esta manera, se creará una relación sólida basada en la confianza y en la transparencia.

Equipos profesionales altamente capacitados en la residencia de ancianos

Otro de los motivos que hace que afrontar el ingreso de un pariente en una residencia de ancianos sea más fácil, es tener la seguridad de que el equipo humano es excelente. Por ello, los empleados son especialistas en el acompañamiento y en el cuidado de los mayores bajo el modelo Colisée Centrado en la persona.

residencias de ancianos equipo humano

Nuestros profesionales, además de contar con la mejor cualificación asistencial, reciben formación permanentemente. Por ejemplo, en acciones relacionadas con la empatía y gestión de las emociones, el liderazgo o el trabajo en equipo tanto a su llegada como a lo largo de su recorrido. El objetivo es mejorar su especialización impulsando la cultura de Colisée basada en valores sólidos como el compromiso, el respeto y la ética. 

Con 40 años de experiencia y con un equipo compuesto por más de 16.000 especialistas, contamos con un modelo de servicios de máxima calidad. Así, el bienestar de las personas mayores queda garantizado, haciendo que las familias que confían en el Grupo Colisée puedan asumir el ingreso de una forma mucho más segura, sabiendo que han optado por la mejor opción.  

Ponte en contacto con nosotros para más información.