La alteración del sueño en ancianos es muy común, y abarca desde problemas de conciliación hasta comportamientos anómalos durante la noche. Las personas mayores suelen tardar más tiempo en dormirse, y una vez que lo consiguen, su sueño es mucho más ligero. Además, también existen trastornos específicos que pueden aparecer durante la vejez. 

Según un informe realizado por el médico especialista en Geriatría Carlos D’Hyver de las Deses, el insomnio es uno de los problemas más prevalentes en las personas de edad avanzada, padecido por cerca del 50% de la población. Además, asegura que es más frecuente en mujeres, y que contribuye a la disminución de la funcionalidad durante la última etapa del ciclo vital. 

A continuación se analiza cómo es el sueño de los ancianos, los trastornos que pueden aparecer en la tercera edad relacionados con el descanso -más allá del insomnio- y las causas que provocan estas dificultades en los ancianos a la hora de dormir.

¿Cómo es el descanso de la tercera edad?

Mientras estamos dormidos, ocurren diferentes procesos que nos preparan para afrontar el nuevo día, como la regeneración de los músculos o algunos procedimientos hormonales, entre otros. El sueño, en concreto, se divide en diferentes ciclos que se repiten durante las horas de descanso.

La fase I es la etapa de adormecimiento; la fase II es la etapa del sueño ligero, en la que el cuerpo va desconectando; la fase III es la etapa de transición hacia un sueño profundo; la etapa IV es la etapa del sueño profundo, la más importante y la que determina la calidad del descanso; y por último, la fase REM es la etapa en la que la actividad cerebral es más alta pero los músculos se encuentran bloqueados.

alteración del sueño en mayores

Sin embargo, cuando las personas llegamos a una determinada edad, el descanso es diferente, sin que esto indique la existencia de una enfermedad: al igual que el envejecimiento afecta a distintas funciones del cuerpo, también provoca cambios a la hora de dormir. Precisamente, estas son algunas de las características del sueño en ancianos

  • Conciliar el sueño resulta más difícil
  • El tiempo y la eficiencia del sueño se ven reducidos 
  • Aparecen desvelos a media noche
  • Tener sensación de agotamiento incluso después de dormir las horas correspondientes

La dificultad para conciliar y mantener el sueño, más conocido como el insomnio, aumenta con la edad. Normalmente, se asocia a patologías tanto físicas como psicológicas o la falta de concentración y atención. Pero, ¿cómo tratar el insomnio en adultos mayores?  Por suerte, existen diferentes fármacos que ayudan a combatirlo y a garantizar un descanso de calidad, aunque deben tomarse siempre bajo supervisión médica.

Trastornos y alteración del sueño en ancianos

A continuación se explican algunos de los trastornos del sueño más comunes en la tercera edad:
  • Apnea del sueño: Se trata de experimentar pausas en la respiración mientras se está dormido. La pérdida de la masa muscular, muy común durante la vejez, puede contribuir a su aparición, aunque también se relaciona con otras enfermedades, como la obesidad.

alteración del sueño en mayores
  • Síndrome de las piernas inquietas: Esta alteración suele ser hereditaria, y consiste en sentir un constante hormigueo en los pies y en las piernas que genera la necesidad de moverse para evitarlo, por lo que dificulta el descanso. A pesar de que puede darse a cualquier edad, es más frecuente en personas mayores. 

  • Hipersomnia: La hipersomnia es la necesidad de dormir en exceso durante más de 10 horas. Además, las personas que la sufren no disfrutan de un sueño reparador, sino que sensaciones como el cansancio, el agotamiento o la falta de energía siguen prevaleciendo. En las personas mayores, la hipersomnia puede significar una actividad cerebral menor, lo que podría indicar una disminución de la función cognitiva. 

  • Trastorno conductual del sueño MOR: Esta alteración paraliza algunas partes del cuerpo durante el sueño, y afecta al 9% de la población mayor. Normalmente, suelen padecerla más los hombres que las mujeres, y es más frecuente en personas de más de 80 años.


Causas que provocan alteración del sueño en ancianos

Además, hay que tener en cuenta que también existen factores de riesgo que pueden incrementar las posibilidades de sufrir  alteraciones del sueño en ancianos. Es importante identificarlos, y en su medida, tratar de evitarlos o remediarlos: 
  • Padecer alzheimer, parkinson u otras enfermedades neurológicas
  • Las enfermedades crónicas, como por ejemplo, la insuficiencia cardiaca
  • Los dolores causados por enfermedades como la artritis
  • El consumo de ciertos medicamentos
  • El consumo de alcohol y otras drogas
  • El consumo de cafeína
  • La depresión
  • El estrés
  • La falta de actividad y sedentarismo

causas de la alteración del sueño en mayores

Por lo tanto, un estilo de vida saludable y activo ayudará a mantener un descanso de gran calidad en las personas mayores. 

En definitiva, dormir de manera adecuada es sinónimo de bienestar para la tercera edad. Por eso, evitar, en medida de lo posible, los factores que provocan la alteración del sueño en ancianos es fundamental para garantizar un buen descanso que les permita afrontar el día con energía, fuerza y ganas. 

Descubre las residencias del Grupo Colisée.