Las actividades para ancianos tanto físicas como cognitivas son fundamentales para garantizar su salud y su desarrollo y para mejorar su calidad de vida. Y precisamente, la musicoterapia, es una de las más recomendables, por el gran número de beneficios que aporta al bienestar de las personas de la tercera edad.

Siempre se ha dicho que la música es el arte que cura, y a lo largo de la historia, las canciones y los ritmos han sido utilizados para mantener vínculos y transmitir emociones. De hecho, tanto los sonidos como la música han sido cuestiones clave en la evolución del ser humano, vitales para la comunicación y las relaciones interpersonales. 

Pero además, se sabe que la música tiene efectos terapéuticos en las personas y que tiene un impacto directo sobre nuestro estado de ánimo. Por ello, cada vez son más las residencias que incluyen actividades para ancianos relacionadas con la música en sus programas. 

A continuación, se explica qué es la musicoterapia, cuáles son sus beneficios en las personas mayores y se enumeran algunos de los talleres más populares relacionados con la música.

¿Qué es la musicoterapia?

Se entiende por musicoterapia el uso de la música y todos sus elementos (sonido, ritmo, melodía y armonía) guiado por un terapeuta con un determinado paciente o grupo de pacientes con el objetivo de satisfacer sus necesidades físicas, emocionales, mentales, cognitivas y sociales a través de la estimulación de la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento o la organización, entre otros.

qué es musicoterapia

Asimismo, las actividades con personas de la tercera edad relacionadas con la música son mucho más efectivas ante demencias, parkinson u otro tipo de patologías. Y es que, al escuchar música, los niveles de serotonina aumentan, es decir, el neurotransmisor encargado del estado anímico y del sueño que inhibe las emociones negativas. 

En este sentido, la musicoterapia es una de las actividades para ancianos más recomendables debido a su impacto directo sobre la calidad de vida de los mayores. Pero, ¿cuáles son sus beneficios?

Beneficios de la musicoterapia en las personas mayores

Las ventajas de la musicoterapia en la tercera edad pueden agruparse en tres tipos: las ventajas cognitivas, las físicas y las sociales.

  • Ventajas cognitivas: Las actividades para ancianos relacionadas con la música pueden tener consecuencias de lo más positivas sobre su capacidad cognitiva. Y es que, al tratarse de talleres rítmicos, estos mantienen y mejoran las habilidades verbales, la creatividad, la atención y la concentración. Además, las melodías y las canciones estimulan considerablemente la memoria, ayudando a la reminiscencia a través de la evocación de recuerdos.


  • Ventajas físicas: Por otro lado, la musicoterapia también tiene grandes beneficios sobre el estado físico de las personas mayores. Por ejemplo, tiene un efecto relajante, disminuyendo la ansiedad y el nerviosismo de los ancianos; favorece el sistema locomotor, el equilibro y la coordinación; ayuda a la movilidad de los músculos y de las articulaciones, y agudiza los sentidos.


taller de musicoterapia

  • Ventajas sociales: Por último, las actividades musicales tienen un impacto directo en el bienestar social de las personas mayores. Entre otras, disminuyen el aislamiento al realizarse en grupo, mejoran la comunicación y las habilidades para relacionarse, y promueven un estado de ánimo positivo, ya que son unas de las actividades más divertidas para ancianos.


Música y actividades para ancianos

Una de las principales ventajas de la musicoterapia es que permite llevar a cabo actividades para ancianos de lo más diversas. Cantar, bailar o tocar algún instrumento, son solo algunas ideas. A continuación se enumeran algunas de las sesiones más populares que se suelen llevar a cabo en las residencias para la tercera edad:

  • Cantar, tanto canciones que los mayores ya conocen como aprender otras nuevas
  • Escuchar música, que fomenta la atención y la relajación
  • Componer una letra nueva, para aumentar la creatividad y la imaginación
  • Bailar, como actividad física
  • Viajes musicales, con el fin de revivir otra época y evocar recuerdos gracias a las canciones
  • Aprender a tocar algún instrumento, para ayudar a mantener la actividad cerebral y la coordinación de sistema locomotor


En definitiva, la musicoterapia es una de las actividades para ancianos con mayor impacto positivo sobre su salud y su calidad de vida. Por ello, las residencias de mayores deben ser conscientes de sus beneficios e incorporar este tipo de talleres en sus programas, tal y como lo hacemos en los centros Colisée, donde el bienestar y el confort de las personas mayores queda garantizado a través de unos servicios que alcanzan la excelencia.  

Descubre las residencias de ancianos del Grupo Colisée.